lunes, 29 de diciembre de 2014

Canapés de foie, caramelo y mermelada de arándanos

 
 
Ingredientes:
 
Volovanes
Foie de pato
Mermelada de arándanos
Arándanos frescos para adornar
Azúcar
 
Aunque los volovanes podemos hacerlos con hojaldre en este caso son comprados los hay en diversos supermercados y la relación calidad precio es buena así que yo no lo dudo.
El foie utilicé de lata del supermercado Lidl, se trata de una lata negra y también me parece aceptable la relación calidad - precio.
Aunque estos los hice con mermelada de arándanos en otras ocasiones, si dispongo de ella, utilizo mermelada casera de fresa o frambuesa.
Se rellena la mitad del volován con el foie. A continuación hacemos un caramelo calentando azúcar en una sartén y ponemos con mucho cuidado un poco de caramelo sobre el foie y finalmente la mermelada seleccionada. En este caso puse también un arándano en cada aperitivo pero no es necesario.
 
Nota: Receta de Maria Fabeiro
 
 
 
 
 




sábado, 13 de diciembre de 2014

Chupitos de limonchelo


 
 
Es una receta de "Lorraine Pascal" que me gustó mucho. Me parece ideal para estas fiestas navideñas, tras una comida copiosa estos refrescantes chupitos.
 
135 gr. de gelatina de limón
350 ml. de agua
7 láminas de gelatina
200 ml. de limoncello
10 limones grandes
Partimos los limones a la mitad y los vaciamos con ayuda de una cuchara. Los colocamos sobre una superficie que no les permita moverse una vez los rellenemos (ejemplo: bandeja de metal para magdalenas).
Colocamos en un bol 135 grs. de gelatina de limón y le añadimos 350 ml de agua hirviendo. Removemos bien y tapamos.
En otro bol colocamos agua fría y metemos las láminas de gelatina dejando que ablanden unos 7 minutos aproximadamente.
Transcurrido este tiempo escurrimos bien las láminas de gelatina y la mezclamos con la gelatina de limón removiendo bien hasta su perfecta disolución. Agregamos los 200 ml. de limoncello y vamos rellenado cada medio limón con cuidado. Yo puse la mezcla en una jarra para que fuese más sencillo.
Una vez rellenos los metemos en la nevera como mínimo 4 horas. Transcurrido este tiempo podemos cortar con un cuchillo bien afilado los limones para hacer cuartos y podemos servir.