lunes, 9 de febrero de 2009

Empanada de sardinillas en conserva y pimientos del piquillo





“... Y dicen que por aquel entonces, allá por el siglo XII, los antiguos peregrinos sabían que estaban ya llegando a Santiago de Compostela cuando, desfallecidos y hambrientos, desde los montes cercanos sentían ya el agradable olor de las empanadas… de pan… y de vieiras... convirtiéndose así la empanada en una nueva y sabrosa Guía del Camino y apetitoso aliciente para volver a peregrinar”.








Ingredientes para la masa:

600 grms de harina
30 grs. de levadura de panadería
60grms. de aceite
270 grs de agua templada
1 huevo
1 cucharadita de sal
Preparación:

Ponemos en el vaso el aceite, el agua, el huevo y la sal y programamos 20 segundos, velocidad 3 . A continuación añadimos la harina y la levadura y mezclamos 10 segundos, velocidad 6. Como último paso, 2 minutos en velocidad espiga. Dejaremos reposar tapada con un paño y en un lugar sin corrientes de aire una media hora. Mientras tanto preparamos el relleno.
Ingredientes para el relleno:
3 cebollas no muy grandes
100 grs de aceite
1 trozo de pimiento rojo
Pimentón dulce
1 cucharadita de sal
5 o 6 latas de sardinilla en aceite
1 bote de pimientos del piquillo
Troceamos todos los ingredientes, excepto las sardinillas y los pimientos de piquillo, durante 10 segundos en velocidad 3 1/2 y programamos 15 minutos temperatura varoma. Dejamos enfriar un poco antes de colocar sobre la masa.
Confección de la empanada.
A mi particularmente me gusta la masa de la empanada no muy grueso por ello siempre aparto uno trozo de masa (del tamaño de una pelota de tenis) y aprovecho este sobrante de masas para hacer unos bollos preñados de chorizo, queso, jamón o lo que tenga en ese momento.
Dividimos el resto de la masa en dos partes (una un poco más grande para el fondo y la más pequeña para la tapa). Estiramos con un rodillo la parte más grande para el fondo de la empanada y la colocamos en una fuente de horno previamente engrasada con aceite dejando que sobresalga un poco de masa por los laterales. Pinchamos la masa con un tenedor.

Colocamos sobre la masa la mitad de la preparación (zaragallada) reservada y encima las sardinillas y los pimientos del piquillo troceados. Finalmente el resto de la zaragallada. Estiramos el resto de la masa y tapamos haciendo un agujero en el centro y doblando los bordes que sobresalen hacia dentro y apretandolos.
Pintala a pincel con huevo bien batido y pincha con un tenedor por varios sitios para que no infle al cocer.
Enlace interesante sobre empanadas:

2 comentarios:

  1. Que buena pinta¡ yo quiera hacer una empanada igual.

    ResponderEliminar
  2. Acostumbrado a tener buenas elaboradoras de empanada en la familia, me mostré inicialmente escéptico ante una elaborada con conservas. Hasta que la probé. Deliciosa. Está claro que a la hora de probar nuevos platos hay que desnudarse de prejuicios. Felicidades, cocinera.

    ResponderEliminar